25 abr. 2012

Hombre mosca

Los días pasan y voy caminando entre las hojas que el otoño tira con furia al piso, me recuerda cómo la gente tira la basura en la vereda con tanta violencia y naturalidad. Se ahoga desesperadamente en un vaso de agua una mosca adentro de mi panza que nada hacia las mucosas estomacales inexistentes en mí, en búsqueda de la salvación, del suicidio instintivo. Él, que llora encerrado entre paredes que se achican cada vez mas, ¿o será que es él quien crece y no las paredes las que se achican?, en la foto en picada no lo podemos diferenciar.