15 mar. 2010

Sonrisas falsas (otra vez)

Alguna vez sonreí falsamente, presentí en mi sangre un líquido plástico esparcirse y explotar como bombuchas de agua en mis venas. Supe que en ese momento debía abrir mi otro ojo y darle la espalda a la persona que me probocó ese sentimiento de falsedad e irrelevancia para levantar los brazos y dejarme llevar por el viento que tenía olor a tierra mojada en día de lluvia.

14 mar. 2010

Un tropezón

Hay una arañita colgando de un estante superior del escritorio, delante de la pantalla de mi monitor. Me da miedo tocar a los bichitos, por ahí por miedo a destruirlos, o por las cosquillas raras que te producen todas sus patitas cuando caminan en los poros de la piel, que para ellos deben ser casi como escaloncitos. Me encantan, a su vez, los bichitos, tienen un monton de patitas y todas en movimiento, y nosotros no podemos mover dos sin tropezarnos una vez en la vida, y para ellos un tropiezo en la naturaleza es el acabar de su vida.

12 mar. 2010

Tantas palabras ciegas llegaban a mis oídos con sentido y ahora que veo era sólo un espejismo. Tu figura siempre estuvo lejana y sorda a mis pensamientos, y los sonidos emitidos no eran más que repeticiones del pasado. Tus movimientos eran superfluos y tu mano nunca estuvo sobre la mía con intención de posarse en mis recuerdos. Fuiste como una mariposa, viviste un día pero tu belleza se quedó en mis pupilas para siempre, pero era una belleza falsa y lejana, una belleza no experimentada y su existencia no era asegurada. Pero esto no quiere decir que no haya sido puro, por que lo fue, ¡y tanto que se me eriza la piel de recordar!. ¿Cómo pude sentir algo así, si cada poro de la piel que te besé no era más que parte del cadaver que me dejaste de muestra?.

11 mar. 2010

Soy la sombra,
sólo soy la sombra.
Ahora que me doy cuenta es tarde.

Soy la sombra,
o la luz que te salvó del rincón.
Del silencio.

Soy la sobra,
que no entra si algo te llena,
me dejás a un lado.

Soy,
y soy yo,
y nunca más.

10 mar. 2010

Malestar II

Elijo el malestar de tu mirada,
a sentir la nada,
a vivir el vacío,
a undirme mas en mí,
porque me olvidé como flotar.

Malestar I

Es un malestar intrínseco:
repetitivo, oscuro, solitario.

Me someto sin cesar al sueño de soñar,
sin poder dormir.
Murciélagos, dancen a la luz de mi oído,
escuchando mis recuerdos de sueños destruídos.

7 mar. 2010

Es como estar muerto en vida, con los ojos siempre pesados y mirando a la nada. Decepción le dicen a esa irritación de los pensamientos a los que hago referencia a diario. No estoy tan segura de si sea el amor ya el que salve al mundo, más bien lo creo destructor. Todo nace por amor y por amor se destruye, tan rápido como llega, desaparece. A veces no tiene sentido esperar en la nada una lluvia de positivismo, cuando se está undido en el mismo océano del pesimismo.

4 mar. 2010

moriré en tus brazos,
moriré en tus venas,
al igual que dejamos muriera
el nosotros ya dormido
estancado en el puente hacia el fin del mundo.
es todo tan inentendible
a veces más bien confuso.
el amor,
solo un juego de palabras.

quién fuera capaz de destruir su corazón
a fin de finalmente razonar,
sería como un almohadón de piedras
destruyendo sueños.