27 dic. 2010

VIAJEMOS, GRITEMOS, AMEMOS
hasta que se agote el aire
de nuestros pasos pesados
sobre los fragores humanos.

24 dic. 2010

Los parpadeos anuncian la llegada de la hora esperada del día de hoy, motivo de fiesta y contemplación de todos. Dia a dia a gritos callados en la lujuria de la fiesta, como el silencio estremecido entre los brazos del ciego adornan las paredes de la habitación en la que estoy. Como de mis pies las uñas encarnadas por el largo camino hacia el fin del día, entre hilos color hueso y los ojos rojos de tanto enhebrar la aguja.
Si al menos tuviera tu carne para undir mi cara en tus labios, pero estás lejos y no vas a venir. Ojalá decidieras haber venido y no dejarme aca entre una alegría estrepitosa que todos toman de espanto y a vos te encantaría.
Me siento estúpida escribiendome a mi misma bajo el silencio estremecido entre mis brazos, que adornan el monitor en este momento mientras me duelen los dientes de golpearlos. Quiero sonreir, pero a la gente no le gusta mi sonrisa.

21 dic. 2010

Todos tenemos miedo, ojalá no tuvieramos ese miedo. Y los que no los tienen los catalogan de locos. Pero la vida es hoy, no mañana o en un par de años, uno escucha repetidamente esa frase sin darse cuenta nunca de que la vida es hoy y no mañana. Todos nos la pasamos haciendo planes y esperando cumplir con cosas en un futuro, y esas cosas se van acumulando en forma de sueños frustrados que nos vuelven gente frustrada y nos enloquece. No quiero ser una persona enloquecida rebozando frustracion. Coraje, voluntad, fuerza, nada de eso se necesita... es la simple gana de vivir que te lleva a volverte loco de felicidad.

20 dic. 2010

dualidades

Existen dos mundos que van por la misma senda: uno es el de adentro y el otro es el de afuera. Afuera: olores, ruidos, gente. Adentro: perfumes, sonidos, conocidos y familia. Los colores opacados por las luces de la ciudad en donde sólo los postes de luz son color verde agua, quién sabe por qué (y quizás, sólo por mera casualidad eligieron un color distinto para que la gente no se los chocara en la cara -y se los chocan igual-), y el resto es gris: edificios grises, calles grises, olores grises, personas grises. Me gustaría poder salir a la calle y hablar con todas las personas algo interesante, pero la única realidad es que la gente en la calle es una, en la casa es otra, y en su mente es otra persona que posiblemente jamás lleguemos a conocer. Tanta gente en el mundo y tantos pensamientos supérfluos, inútiles para la mente de todos. Es el mal colectivo que coacciona contra nuestras mentes.

6 dic. 2010

Huías de mí
hacia las flores violetas.
El perfume de la nostalgia
ahoga las venas
y las penas
del corazón.
El recuerdo opaca el presente
distorciona la vista
endulzando la caída
contra el jardín.

2 dic. 2010

Los fragores de verano
tendrian que durar para siempre
y ser frescos
El tiempo pasa con lentitud inconstante, suelto mi pelo al viento y observo con calma la ventana moverse de un lado al otro cuando mis ojos se descolocan.
Siempre vos,
pesadillas,
sangre fría.
Coloca tus manos sobre mí:
piel desolada,
blanca.
Turbulencias hacen llorar mis ojos
corretea el corazón,
galopante,
sin sentido.
El estrago universal,
la estrategia impetuosa
descompuesta
irreal, ilegible,
metódica, en blanco.
No puedo mover mis ojos
descolocados
mi figura distorciona la ventana
que se abre
y se cierra
y cada vez se cierra más,

15 nov. 2010

Si ves el auto pasar por la esquina de tu casa
subite.
Que mis ojos se posen en vos;
quiero oler tu piel
y meser la cien
sobre tu espalda cálida.
Tené paciencia que mis brazos son largos,
pero agarrarte
me cuesta
porque tu esencia es más grande
que mi capacidad
de mirarte.
El amor es combustible:
super super super
combustible
para las noches
para los veranos
para la rutina
nafta super
combustible.

14 nov. 2010

Hola, como estas
yo soy la rompecorazones
Te va a encantar mi pelo
te va a encantar mi ombligo
te va a encantar la frase que te voy a dedicar
te va a encantar lo mucho que te voy a maltratar

Hola, como estas
yo se que me vas a romper el corazon
Me va a encantar tu boca
me encantaran tus dedos
me va a encantar la frase que me vas a dedicar
me va a encantar lo mucho que me mataras

10 nov. 2010

El frio me carcome las entrañas mientras la soledad me rasca la espalda esta noche, una noche como cualquier otra. Miro por la ventana y el silencio de la madrugada conmueve mi escencia, que vuela por entre mis pies y me lleva lentamente entre mis sábanas a consumar el sueño eterno y derretir mi realidad por entre ilusiones falsas. Dentro de mi mente yacen los pensamientos encerrados como una caja, recuerdos ilusos que se deforman para formar mis sueños y pesadillas. Necesito el abrazo cálido del oso panda esta noche, en la que ya mi cuerpo espera su lecho de muerte entre la tos infernal, primaveral. ¿Dónde estás oso panda? Si te caíste de mi cama otra vez, ¿por qué ahora no puedo levantarte? Estás pegado ahí, o ya mis brazos perdieron la fuerza que habian descubierto. Me voy a quedar abandonada acá ahora, esperando la resurrección de mi alma al fin del cuatrimestre...

9 nov. 2010

Me pregunto por qué en una ciudad tan gris, los postes de luz son verde agua.

7 nov. 2010

Estoy cocinando fideos con manteca
y me estoy ahogando en no se qué cosa.
O sé que cosa, pero no sé qué decirte.
Vacío, gusto a sangre
y sudor:
prefiero que tenga
gusto a nada
la nada.
Vacío, eterno agujero
en el estomago.
Creeme cuando te digo
que te quiero querer
porque no quiero más
quererte.

4 nov. 2010

¿Qué es lo que prefiere? ¿Ser pisoteado por una manada de monótonos y permanecer moralmente intacto o formar parte de los pisotones y no poder verse al espejo? Al menos ese es el sentimiento que me produciría a mi el cometer un acto que considero irrespetuoso frente a otro... Más allá de nuestras libertades, hay cosas que habría que aprender a respetar, a limitar, no por un orden moral, no por un orden ético: ningun órden, ninguna ley, ningun "derecho"... ¡sino por la simple visualización del otro como alguien que puede ser NOSOTROS! Pero bueno, a nosotros, los "buenudos": nos clasifican de esa forma, se mofan de nuestra bondad y nuestra predisposición a la lucha justa por lo que queremos... yo no puedo pisotear a otra gente porque no me puedo pisotear a mí misma, si a mí no me gusta que me pisoteen entonces yo no voy a pisotear a otro, porque le estaría abriendo las puertas a otro a que me pisotee a mí y a los demás. Y así se siente cuando se mofan de nosotros por quedarnos en nuestro lugar en vez de entrar por la puerta trasera, me siento una buenuda impotente, no creo tener la total razón, pero sí la suficiente cordura para reconocer algo cuando es injusto, y la gente y su comportamiento de manada carnívora sedienta de una cultura que no pueden procesar, por simple deseo de sentirse culturamente superior me da asco.

3 nov. 2010

A veces uno siente algo tan básico, a veces es sólo la simple necesidad de decir: a nadie le importa. Y es que es así, uno se mira al espejo y le encuentra importancia hasta el más mínimo detalle de su rostro, y a nadie le importa. Y uno se escucha cuando habla para que las palabras salgan perfectas, y a nadie le importa, solo a uno mismo. A uno mismo: obsesionado por una perfección que sabe que no tiene (y nunca va a tenerla). Y uno se pregunta que espera del otro, te das cuenta que esperás nada, o más bien todo, y ese todo es algo que el otro no te va a dar, o sea que esperás nada... y a la vez esperamos tanto. ¿Por qué esperar? A nadie le importa, hay que actuar.
Maldita dependencia.
Hermosa codependencia
imposible.
Maldita seas dependencia,
imposible la codependencia.
Destruíste mi independencia
me undí en la codependencia:
que era una mentira.
Ahora dependo de lo imposible,
lo inexistente,
maldita seas dependencia,
codependencia imposible,
maldita seas.
El hambre alimenta el respiro
el sol quema el desvarío del alma.
Ama porque le obsesiona la muerte solitaria
y curva el álamo para evadir las penas.
Hoy soy árbol y vos aveja,
te alejás, me vivís:
colocás en mí tus cargas más pesadas
para irte y no volver.

25 oct. 2010

La nada tiene gusto a sangre desde que no estás. Te dí todo, te lo llevaste y me dejaste con la nada. La nada tiene gusto a sangre. Ahora que te fuiste puedo sentir la hiperventilación en el estómago, el insomnio en las tardes, la nada acechando mi cama. Los sueños son pesadillas mediocres, sueños sin caras y con reptiles en los zapatos, caminar no puedo dentro de esta pesadilla que es la realidad, una tortura es tenerte lejos y sentirte acá. Mañana voy a ver si puedo llorarte una vez más, te saco de mi, te dejo allá, y camino hacia el perfume de los arboles florecidos de la primavera.

16 oct. 2010

animalados

Parado en un descampado silencioso se ve su mirada hacia la nada entre los árboles, donde el viento recorre y hiela la tierra. Los pasos acelerados en la ciudad, la gente y su papel de adorno de siempre, su papel tapiz, un fondo animado y sin repercusiones.
En la iglesia se armó un escenario, una chica salta con alegría frente a una pantalla gigante: la luminosidad artificial desvirtúa los conceptos santos que tanto predican.
Joven animal sube el estrado para animar a la multitud: "¿Ustedes de verdad creen en las palabras que predican los que predican santidad, o prefieren creer en irrealidades a verse avergonzados ante la desnudes humana?". No ha subido a animar, ¡ha subido a arruinar la fiesta!
"Imagínense el mundo si ustedes no pudieran tomar sus propias decisiones, o las mínimas que toman..." dice el joven animal, prosiguiendo con su discurso.
"Cosas tan básicas como decidir mentirle a su suegra para no ir a la casa a comer ñoquis el domingo 29. Si una divinidad controlara el mundo ustedes no podrían decidir qué hacer y qué no, ¡ya estarían en su maldito infierno!" Pero el discurso es interrumpido ante la llegada de una autoridad mayor, de un verdadero animal, un animal de los viejos. Joven animal huye espantado por la ciudad, se transforma denuevo en el silencioso joven del descampado. Rompe las hojas en las que yace su espíritu humano y su discurso mal planteado, animalado de mentira, rompe la máscara y el esquema, rompe la música y las estrellas que iluminan el cielo al meterse en su habitación a enterrarse bajo el refugio suave de algodón. Es sólo un sueño, joven animal, cobarde, corre entre los autos sobre ruedas en las mañanas de otoño, invierno y primavera, no el verano que es caluroso, solitario y aburrido, vago entre la preponderante vacación, yace su alma destrozada arreglada con cinta scotch. Otro discurso fallido para la colección.
Siento la necesidad de decir algo, pero a su vez el silencio me ataca en demasía. Ya la desesperanza terminó por transformarme en alimento de polillas. Sé que esta enfermedad nunca se me va a curar, es la peor de las enfermedades: no te mata, te hace fuerte, cada vez más y más fuerte, hasta que ya no sentís el tacto humano. La muerte se me acerca más que la vida, me roza, pero nunca me toca, me hace viajar en tren hacia la nada. La gente es un adorno superfluo en el viaje, su úica función es no hacernos sentir tan solos, de ese modo no tenemos miedo. Pero el miedo lo tengo todo el tiempo, la muerte me persigue al lado mío, soy alimento de polillas, siento la necesidad de quedarme callada, pero a su vez el grito ahoga mi cuerpo y me entierra en la mentalización eterna de que la nada va a continuar siendo mi compañera mas leal. Así que viajar yo más no quiero, y mejor me quedo sentada para protegerme de las polillas, y de la muerte, abrazada a mi amiga la nada.

12 oct. 2010

Las semanas se pasan lentas, a cada hora los suspiros son cada vez más infinitos. A estas horas pienso en perder el tiempo, en pensar en nada, en pensar en cómo el tiempo se nos va, los días pasan, lentos, pero en un abrir y cerrar de ojos eterno: fue, simplemente fue... y se había empezado a acelerar, los días con energías de quién sabe donde, y ahora la paranoia me invade y me atraganto en la almohada pensando en qué va a pasar mañana, y qué tan lento se me va a pasar, y si voy a tener energías para ese día, esa semana, otro mes, otro suspiro eterno esperando el final del día para acostarme y soñar que es de día.
Vivo eternidades a los tropezones, quisiera escapar de este encierro...

3 oct. 2010

Un sueño eterno y dirario
las horas pasan o no pasan.
Primero cierro la puerta y
cautelosa corro.
Puros estragos,
mala caída sobre el serro:
la estrategia falla.
El mundo se encierra
en sí mismo,
ensimismados corren tras la puerta cerrada hacia el fin del pez
miran hacia el rio,
sueñan sobre libros,
corroen las hojas
con sus dientes
y miran a lo lejos
con los ojos cerrados
ya no quieren mirar,
no tienen ganas de mirar.

28 sept. 2010

Yo digo:

comparo la tridimensionalidad de la realidad con los planos fotograficos
y pienso todo el tiempo cosas de los colores
las formas
y el hecho de que yo te veo a vos
y vos me ves a mi
pero nosotras no podemos vernos
y que hay mucha gente que no nos conoce y que vive como si nada
y que no les interesa conocernos
no saben ni que existe otra gente
porque cuando salis ala calle la gente es como
un adorno
Iba feliz rodando por la ciudad, sin percatarse de lo que lo esperaba. La ciudad es un lugar engañoso, el aire no es puro y las miradas te ojean, se siente el peso de los empujones en la ciudad, de los gritos y los humos saliendo de los cerebros de la gente. Lo vi desvanecerse, dejar de rodar. Ahora llora mientras que es arrastrado por las calles de la ciudad, su llanto retumba por las calles, es acallado por manos conocidas a lo lejos, apretando un botón... dobla la esquina y lo veo alejarse, quién sabe qué será de él. Se fue contra su voluntad, triste por no haber podido cumplir con su cometido, rodar, rodar, rodar.

18 sept. 2010

La gente se ve cansada
su vista esta
cansada
sus ojos estan
ciegos.
Sus piernas no caminan.
Ruedan sobre el cesped,
buscan atracción mutua:
encuentran el piso.
Miran al cielo
y sus ojos
explotan,
porque no ven nada,
las nubes son
nubes
y las estrellas,
fuego.

Des Cargar

Me siento bien hoy sentada aca sobre este almohadón, me doy cuenta del significado de cietas frases y palabras, cuando en mi mente son pensadas y ya no repetidas. El frío me hiela esta noche como todos los días, ese frío es lo único que me hace darme cuenta de que mis ojos son como una cámara tridimensional: Veo mi pelo ante mis ojos, no a mí... creo haberme convertido en una de esas personas que veo y odio, y digo "que bueno que no soy así" pero lo soy, o creo serlo, o tal vez lo soy sólo en este contexto enfermo. Me abrazo a pensamientos cada vez mas ajenos a mí, pienso más ahora que antes, sí, pero a su vez tengo que sacar de mí ciertas realidades para poder convertirme en un conejito de indias... Tengo la sonrisa un poco apagada, a ver quien logra encenderla... me siento cómoda caminando sola cuando vuelvo a casa, estoy cansada de sonreir todo el día, a pesar de la satisfacción de hacer sentir bien a otros, estoy cansada... quisiera poder satisfacerme a mi...

7 sept. 2010

"Hoy vas a cobrar" me dijo y sonreí.
Soy un animal,
todo lo que me dicen lo entiendo tal cual.
La ternura de la violencia se relaciona con el querer, si te pego es porque te quiero, te quiero guiar por un buen camino, dicen, te quiero enseñar como "vivir la vida", reiteran. Por eso sonreí, recibí el golpe con una sonrisa alrededor de la mesa redonda.

6 sept. 2010

¿Cómo disfrutar del hoy si no existe? Y pretender que caminan mis pies en la tierra, cuando camina mi mente en un mar de pensamientos pesimistas que me entierran en mi cama. Me siento electrocutada, muevo mis brazos en forma mecánica, no recuerdo haber apretado el botón del segundo piso hoy cuando subí a mi casa. Encierro mis pesadillas en frascos, me acuerdo de la voz de la agonía precipitándose hacia mi cuello. Quisiera haber sido quien querían que fuera, no soy más que un títere.

4 sept. 2010

De valores y pulmones

Que bueno que fue despertar esta mañana,
que bueno que fue escuchar mi voz esta mañana
cuando anoche pensaba que no iba a despertar
y me temblaban las manos.
Valoro más mi vida esta mañana,
pero todo se olvida.
Hoy valoro mi vida,
mañana:
la dramatización.

2 sept. 2010

De héroes metafísicos

Me desperté una mañana entre las piernas de mi madre, y comencé a nadar entre lágrimas de hambre y sábanas de sueños. Mi pensamiento fue siempre uno: soy la heroína de este mundo, éste que transmuto desde mis ojos hasta mi cerebro, lo tengo que salvar pintando sonrisas en las manos ajenas. Pero la pintura se me agota y cada paso se hace más corto, parezco estar llegando a un final totalmente distinto y mediocre comparado con el que esperaba; no logré alcanzar ninguna mano para pintar sonrisas, lo único que hago es transmitir muecas. Los días me pesan poco y nada, y eso me pesa mucho más que las muecas pintadas que quisiera poder borrar. Al final esos remolinos no llevaron a nada, toda una vida de mentiras piadosas y caprichos supérfluos es lo que encapsulé para poner en el pedestal que yo misma armé. No hay ninguna heroína acá, solo los escombros de algo que nunca fue construído, quedó como todo: un sueño, lejano, metafísico, y a punto de morir.

22 ago. 2010

La locura abismal que nos compete a cada uno es un precipicio, el desquicie del alma desgastando la voz en las madrugadas grisazuladas de la ciudad de Buenos Aires. El hedor palpitante del peligro sacude las confesiones y provoca un silencio abismal paralelo al de la locura, pero intacto, pues la sed de cordura yace en un bolsillo del pantalón y se desliza entre la memoria material de nuestras realidades. Sacar a pasear nuestras corduras insanas las pone en peligro, distintos terrores trepan nuestras piernas durante el caminar y se posan en nuestras narices para lograr la desesperanza.

17 ago. 2010

Tren

Tren
descarillado sobre la marea baja
rodea el suelo eterno azul de ultramar
copa las orillas
cerca el cielo
muta hacia elevarte a lo profundo
y hundirte en tus piernas
tus ruedas.
Tren
descarillado sobre la marea sube
tu cielo estalla sobre tu sudor
deja de correr en la terminal.

16 ago. 2010

Abstracciones

El pinchazo en los ojos, la cegación total del ser: la mente pensante se detiene un momento para establecer una sonrisa entrecruzada de dolor olvidado. El abrazo apenas cambia el contexto rutinal de la vida cotidiana, rompe un esquema triste y lleno de dolores de espalda (los dolores se olvidan cuando la calma fluye por un par de horas con la visita de sus ojos). El tiempo se escurre entre mis dedos, no veo la hora de que no exista más el condicional vital. La comida no importa, no tengo hambre, el dinero no importa, no necesito nada más que volver a casa para continuar las obligaciones, el sufrimiento. Dónde está, en mis manos ya no, mi abstracción de la realidad, mis juegos visuales y cromáticos, y el silencio impreso en papel brilloso, se perdió una tarde de jueves cerca de un café. Ahora sólo me quedan mis manos para materializar sentimientos, y una tijera que me desconecte para sentir.

7 ago. 2010

Llueve

Me sonrien las palabras del encierro y la calma se rompió, la culpa no está más. Dentro de mi casa hay una nube que me sigue a donde quiera que valla, y verás, no la puedo sacar de mis hombros. El día de hoy está escurriéndose de mis manos el sudor de la alegría y la desesperación ahogó mi compañía entre sábanas color café y el aroma de la miel. Yo quisiera contemplar todo lo que el cielo da, pero está muy lejos. Las luces no me dejan mirar como el cuerpo flota hacia el mar, como las esperanzas se van, como me mirás desde allá.

6 ago. 2010

Esta todo como el orto, o más que como el orto: La plata es la obsesión del mundo, lo que los vuelve locos, lo único que nos mueve a todos es la plata, que triste, ¡QUE TRISTE! Y estoy tan cansada yo ya de todo esto. Ya me tiene desvelándome horas y horas. Son sólo cosas materiales, pienso, pero esas cosas materiales tienen un significado para mí, y para todos. Maldito motor del mundo, de las almas, de nuestras piernas... mi cámara era todo lo que yo tenía: ahora soy yo desesperada por llamar la atención de quien ni ojos tiene. Valemos y valgo mucho mas que la plata, o que una cámara, o que la ropa, o que una maldita concha. El amor no existe, todos ustedes son ficticios, y todos vamos a terminar en lo mismo: todo lo que criticamos hoy, lo vamos a ser mañana y no vamos a poder avanzar, porque tendemos a quedarnos quietos en los lugares que nos molestan, nos hacen sentir una cierta irregularidad en nuestras vidas. Y ustedes, ojos sordos, lenguas largas, pijas chamuyeras, metansé por la oreja sus propios comentarios y transmutenlós en su cerebro por palabras que ustedes puedan comprender, palabras sinceras y ciegas que golpeteen puertas y abran ventanas. Si se piensan quedar quietos entonces vallansé, me tienen cansada, vos, vos, vos, y yo también me tengo cansada. Quiero caminar, correr, pelear y agarrarme a piñas con todos ustedes. Pero no puedo. Mañana salgo a buscar trabajo, chau.

2 ago. 2010

No entiendo como funcionan mis piernas, y camino en un rumbo singular. Creo que mis pies todavía no tocaron el piso y trato de descender hacia el techo, y recaigo en la misma paradoja de siempre. Estando parada en este mismo lugar, no puedo avanzar, avanzo y retrocedo a zancadas, salteándome muchos lugares donde pisar. ¿Creés que volar sea la forma de sobrellevar tu situación? constantemente colapso sobre el cielo y exploto en la tierra, transpasando las paredes de los desdichados.

1 ago. 2010

voy a hacerme un café
grande como una casa
pero no me lo voy a tomar
me voy a ahogar
no comamos más así no vamos a engordar y vamos a ser lindos para los ojos de la sociedad
re lindos
porque no nos van a poder ver más

29 jul. 2010

Testimonio de la última persona cuerda de este planeta:

Los observo comer sus intestinos, escupir sudor, entre puertas cerradas en paredes de papel con palabras falaces. Imberbes sus podridas mentes que añoran la carne metálica y sólo logran derretir sangre sobre labores inconclusos.
No poder despertar de este entrelazado sueño, quisiera romper el dedo apoyado en la piel que corrompe mis pensamientos cada mañana. Tengo un control inexistente sobre vos, desaparecido de tu lugar de origen, volátil en mi mañana corrupta te busco entre números infinitos y busco escuchar tu sonido más cruel, apropósito no corro.

16 jul. 2010

Es raro cerrar los ojos y escuchar como suena el movimiento de las personas: a teléfonos, a golpes en el techo, a bocinas de autos, a pies caminando rápido, y no lograr conciliar el sueño. El sonido de nuestros cuerpos rotando en el colchón, de un lado al otro, estrujando las sábanas, escuchando de noche el zumbido equivalente a la "resaca" del ruido del movimiento de las personas. ¿No se les ocurrió apagar un poco sus movimientos, calmar un poco el ruido, estar en paz con sus movimientos? A lo sumo, escuchar el sonido de sus musculos flexionarse, estirarse, de sus pulmones respirar, de sus pensamientos... En vez de elegir correr en contra de un tiempo inexistente, a mi me gusta más acostarme a dormir.

7 jul. 2010

Caminando por la calle en bajada vi que se me volaban las pestañas. Hoy me olvidé de pegarlas otra vez, ¿cuando voy a aprender?
Medio ojo perdí,
caro me va a salir.
Corriendo por las escaleras (subiendo de a dos escalones) pensando en todo menos en subir las ecaleras, más bien bajarlas, más bien salir de acá corriendo.
La hora del almuerzo nunca acaba, y llega la cena y no tengo hambre, porque sigue siendo la hora del almuerzo para mi vacío infernal danzante sobre mis pestañas desaparecidas.

5 jul. 2010

El amor nos lo pintan sano, nos lo muestran como si así fuera hermoso. El amor, lleno de sangre, gritos y besos, hermoso tal como es. Los cuerpos enredados en amor. Los cuerpos enredados en odio. Los cuerpos enredados en impureza. El amor lleno de razjuños y mordidas, gritando ¡te amo! ¡te quiero! ¡ya no te quiero ver mas!. Es la historia del amor, del comienzo al fin, durante y después. ¿Cómo se les ocurre decir semejantes patrañas del amor, mintiendo acerca de él, cuando no es más que perfecto en realidad? Es el amor, lo que nos mueve, lo que predico, lo que nos falta.

12 jun. 2010

Mi vida, pendiente de un hilo imaginariamente fuerte (porque en realidad ya esta roto), roza con temor el olvido y la desconcentración que me deja sin palabras. No salen de mí últimamente las palabras correctas, sino sus antónimos. Quisiera saber qué bloquea mi mente. Tal vez la obsesión que tengo porque el futuro destruye mi presente, aunque seguramente mi presente ya estaba destruído hasta cuando no me lo planteaba ni al futuro, ni al presente, ni al pasado y todas las cosas que pensé que sanarían mis caídas eran imaginarias. Siento el dolor en mi espalda, en mis brazos, mis dientes, mi garganta, mi estómago, y vomito el vacío de mis días coloreados con esperanzas que también fueron simples ilusiones sobre un futuro en cimientos destruídos.

26 may. 2010

Mi miedo, mi prisión.
Me tragué mis propias llaves
y me heché a llorar desesperada a tus pies
mientras corrías
hacia el mar
donde Alfonsina se suicidó.

24 may. 2010

Esperar algo que nunca va a llegar, es algo tan común que ni siquiera inspira a las palabras más simples. Volcar las esperanzas y los recuerdos en algo que nunca había tenido un futuro, y se refleja hoy en el aire, porque no tengo nada más entre las manos para reflejarme, y menos a cosas ajenas, cosas ajenas que tampoco tengo entre mis manos (por algo son ajenas).

23 may. 2010

La sobrevalorización de la individualidad no es más que otra de las tantas mentiras que nos ponemos para no darnos cuenta de que en realidad sin un par nuestras vidas son tan vacías que no tiene sentido seguir.

22 may. 2010

Índigo

En lo profundo me pierdo,
ahogado el quisquilleo eterno
bajo sábanas color marfil,
Futuro perdido,
rostro inexistente,
manos incapaces.
Confusión, me entierra,
en lo profundo me pierdo,
ahogado el quisquilleo eterno
bajo sábanas color marfil.

16 may. 2010

Para mí todo se encuentra en la moral, no en una moral planteada como lo está ahora, esa moral impuesta y aceptada por los individuos sin un planteamiento previo. Busco una moral surgida de la mismísima lógica, única cualidad del ser humano para protegerse de la naturaleza, y por ende, de sí mismo. Una moral "más allá" del bien, del mal, o de todo encasillamiento que se le pueda dar, se trata de aplicar simplemente un tercer ojo a las cuestiones que sólo vemos con uno, prejuzgando y alejando de nosotros a los nuestros. Cuando el sentido abarque a todos los seres humanos, hasta a los humanos deshumanizados y discriminados, es entonces cuando el mundo va a vivir la aclamada utopía, pero esto es imposible que suceda (por algo es una utopía). Están tan cerrados y contentos con la facilidad que les trae su "moral" implantada socialmente que no les interesa arreglar el mundo. Acomodensé, conformensé, "así les va a ir".
Nostalgia en forma vacía, el recuerdo del día anterior mata mis pensamientos lúgubres sobre un futuro inexistente. Pareciera todo haber acabado acá, una vez más, yo sola parada sobre un aro gigante, mirando debajo de mis piernas al viento llevarse todo lo que tenía o nunca tuve o siempre o nunca quise tener.

11 may. 2010

Un nudo en los dedos,
corrompe los cuerpos.
Los ojos vidriosos
rompen el esquema.
Triste vida, baila vacía,
vacila sobre los tiezos dedos de mis manos,
desata nudos sobre lejanías.

21 abr. 2010

Historias repetidas antes de cerrar los ojos, hacen tiritar mis manos al compás de la lectura de algo que no debería ver. El sollozo intrínseco que convoca la alienación de una mirada capciosa sobre el café y la triste calumnia desesperanzada de siempre a la hora de dormir.
Frío otoño quema mi piel.
Primavera retrograda,
con tus hojas me cortan los pies.

18 abr. 2010

Apología de las noches de campamento

Todas las noches lo mismo, pasear de un lado al otro por la habitación, a ver qué pasa. Al principio los sollozos son bajos y calmos pero la desesperación parece tomar control del cuerpo de la madre que empieza a gritar del dolor que siente en su estómago, en su pecho, en sus manos que se acalambran porque la desesperación le hace agitarlas con una fuerza que su cuerpo no puede realizar. Se desliza, se rompe y se junta contra la almohada y el colchon, se hunde en lo profundo de las plumas y se deja caer sobre sus dedos hasta dormirse entre túneles coloridos.
Insistente busca el lugar
donde escapar del trabajo del día.
Hoy me explotan, hoy me gritan.
¿Qué voy a hacer si no me alcanza esta vez?
¿Qué voy a hacer por mis hijos?
¿Qué voy a hacer por mí?

Silencio, corrompe nuestros dientes,
destroza nuestras piernas,
muerde nuestros cráneos.
Hipnotizados caminando,
hipnotizados trabajando.
Queriendo encontrar un corazón que probablemente ya no existe.
Tiritando la desesperación se ahoga en un vaso de agua y cafeína.
Corazón, ¿Donde está ese palpitar
que durante épocas loca me volvía?
Entumeciendo mis mejillas coloradas a la luz del espejo,
corrompiendo mis pasos.
dancemos alrededor de nuestros ojos
miremos hacia el futuro, perdonando el rencor
criemos nuestras huellas para personificar nuestro lirio
Cuando nuestros ojos rechinen
nuestros brazos saldrán hacia afuera.
Preparémonos para despegar,
para destrozar nuestro antiguo cascarón.

2 abr. 2010

En Alpargatas

Uno se la pasa buscando ciertos sentimientos, opacados por el frío intenso de la gran ciudad, de la sucia mente de la sociedad. Pensando así encontrará la calidez que tanto añoró desde el día en que sus pupilas captaron del todo la luz del sol. Pero nunca sabe, hasta el momento en que esos dedos dejan de tocar las luces ajenas, el problema en el que se ha metido. Cuando se derrite su corazón como la arena que rueda por el sanguche de milanesa en Mar del Plata y sus piernas no dejan de correr en direcciones totalmente distorsionadas, metiéndose en callejones sin salida que se multiplican y multiplican para hacer imposible la digestión del pobre sánguche de milanesa cuya mitad quedará tirada en alguna esquina del bolso que uno lleva siempre en la espalda cuando va de viaje. Uno siempre quisiera poder tener un viaje de vuelta a casa, pero los sentimientos son un viaje de ida, y muchas veces los recuerdos y los sanguches de milanesa con arena son algo difícil de digerir.

15 mar. 2010

Sonrisas falsas (otra vez)

Alguna vez sonreí falsamente, presentí en mi sangre un líquido plástico esparcirse y explotar como bombuchas de agua en mis venas. Supe que en ese momento debía abrir mi otro ojo y darle la espalda a la persona que me probocó ese sentimiento de falsedad e irrelevancia para levantar los brazos y dejarme llevar por el viento que tenía olor a tierra mojada en día de lluvia.

14 mar. 2010

Un tropezón

Hay una arañita colgando de un estante superior del escritorio, delante de la pantalla de mi monitor. Me da miedo tocar a los bichitos, por ahí por miedo a destruirlos, o por las cosquillas raras que te producen todas sus patitas cuando caminan en los poros de la piel, que para ellos deben ser casi como escaloncitos. Me encantan, a su vez, los bichitos, tienen un monton de patitas y todas en movimiento, y nosotros no podemos mover dos sin tropezarnos una vez en la vida, y para ellos un tropiezo en la naturaleza es el acabar de su vida.

12 mar. 2010

Tantas palabras ciegas llegaban a mis oídos con sentido y ahora que veo era sólo un espejismo. Tu figura siempre estuvo lejana y sorda a mis pensamientos, y los sonidos emitidos no eran más que repeticiones del pasado. Tus movimientos eran superfluos y tu mano nunca estuvo sobre la mía con intención de posarse en mis recuerdos. Fuiste como una mariposa, viviste un día pero tu belleza se quedó en mis pupilas para siempre, pero era una belleza falsa y lejana, una belleza no experimentada y su existencia no era asegurada. Pero esto no quiere decir que no haya sido puro, por que lo fue, ¡y tanto que se me eriza la piel de recordar!. ¿Cómo pude sentir algo así, si cada poro de la piel que te besé no era más que parte del cadaver que me dejaste de muestra?.

11 mar. 2010

Soy la sombra,
sólo soy la sombra.
Ahora que me doy cuenta es tarde.

Soy la sombra,
o la luz que te salvó del rincón.
Del silencio.

Soy la sobra,
que no entra si algo te llena,
me dejás a un lado.

Soy,
y soy yo,
y nunca más.

10 mar. 2010

Malestar II

Elijo el malestar de tu mirada,
a sentir la nada,
a vivir el vacío,
a undirme mas en mí,
porque me olvidé como flotar.

Malestar I

Es un malestar intrínseco:
repetitivo, oscuro, solitario.

Me someto sin cesar al sueño de soñar,
sin poder dormir.
Murciélagos, dancen a la luz de mi oído,
escuchando mis recuerdos de sueños destruídos.

7 mar. 2010

Es como estar muerto en vida, con los ojos siempre pesados y mirando a la nada. Decepción le dicen a esa irritación de los pensamientos a los que hago referencia a diario. No estoy tan segura de si sea el amor ya el que salve al mundo, más bien lo creo destructor. Todo nace por amor y por amor se destruye, tan rápido como llega, desaparece. A veces no tiene sentido esperar en la nada una lluvia de positivismo, cuando se está undido en el mismo océano del pesimismo.

4 mar. 2010

moriré en tus brazos,
moriré en tus venas,
al igual que dejamos muriera
el nosotros ya dormido
estancado en el puente hacia el fin del mundo.
es todo tan inentendible
a veces más bien confuso.
el amor,
solo un juego de palabras.

quién fuera capaz de destruir su corazón
a fin de finalmente razonar,
sería como un almohadón de piedras
destruyendo sueños.

25 feb. 2010

Galletitas sabor mal recuerdo.

Es el recuerdo de apollar mi nariz en tu mejilla
cuando las estrellas brillaban de día,
por las tardes,
por nosotros (en nosotros).
De mi uña enterrándose en nuestra carne,
porque mi piel era tuya,
¿tu piel era mia? (a veces creo que si).
Sofocándonos con nuestras palabras
que se transformaron en gritos.
Explotamos nuestra confianza hasta hacerla desaparecer,
sin saber si había existido,
sin saber que en el futuro menospreciariamos las cicactrices.
Ahora solo respiro el recuerdo bruto y crudo de un simple dolor
y me alimento con galletas sabor mal recuerdo,
mal recuerdo y arrepentimiento,
y dolor y dolor.
Me comería tu piel,
me comería tus ojos,
me comería tu piel,
me comería tus ojos.
Tengo hambre,
alimentame.
Dijiste saciarme,
prometiste cumplir mis deseos.
Me comeré tu piel,
me comeré tus ojos,
me comeré tus dedos.

El hospital de los corazones rotos.

Existe en el mundo un lugar donde concurrir para las emergencias cardíacas producto de los desamores, pero es un lugar completamente oculto e inaccesible (no para uno mismo su hospital, sino para los otros el de uno, lo encuentra el otro probablemente inentendible), un lugar al que llegan desde los más pesimistas desesperanzados hasta los más arrogantes sin corazón.
Es un lugar hecho para cada uno de nosotros, especificado para tratamientos intensivos, cada cuarto es diferente:
"¿Cómo puedo llegar?" todos se preguntan.
"Sólo cerrá los ojos." les contesto.
Sentada entre espíritus envenenados
(con el espíritu envenenado)
la soledad quema el agua del vaso
a pesar de la compañía.
Se ahoga mi corteza entre orugas
crepitando nuestras jóvenes miradas
concluyen en el agotamiento total,
de nosotros
(de nuestras ideas).
Almas cansadas de luchar,
almas decepcionadas de buscar
(¿qué cosa?).
Perdidos buscan hundirse en sí mismos,
perdidos no saben qué buscan.
¿Alguien lo sabe?
(¿qué hacemos acá?).
Volvamos a casa a luchar con nosotros
o quedémonos para odiarnos.

CAFESITO Y A LA CAMA66666666

"¡Tengo la cura para el mal de amores!" dijo Clarita, una chica de largos brazos.
"¿Cuál es? ¿Cuál es?" preguntó Matías.
Yo le había advertido que no se juntara con Clarita.
"¡Comerse a besos!", contestó, y Clarita se abalanzó sobre Matías, le arrancó la cabeza y absorbió su cerebro con una pajita por la nariz de él.
Nunca volvió a ser el mismo.

sobre las almas decepcionadas

¿Qué hay en la mente de las almas decepcionadas? Más que decepción y decepción, ¿qué hay?
Desperdiciando nuestros cerebros a razón de la nada misma, esperando que el viento se torne azul del rojizo del naranja de las pupilas. Convicciones escupidas como cienca en estado de estupefacción, como zombies destrozados de tanto comer espaguetti corremos hacia el hombro más cercano para vomitar remeras entre puteadas y sino decepcionarse aún más, pero yo no, yo soy de las otras almas decepcionadas que buscan un escape inexistente en sí mismos, dándose cuenta de que sí mismos o sea yo para mí, vos para vos, no somos escapes, sino una forma de zambullirnos más en la desesperación y, adiviná, la decepción. Pero preferible unidrse en sí mismo y decepcionarse en la lejanía, que undirse en el plan de la comunidad mediocre en su intento de NO-MEDIOCRIDAD.

20 ene. 2010

Yo no quiero ser "alguien" o "algo", quiero simplemente ser. Por ser algo en particular, y me refiero a encasillarnos, no me parece que estemos siendo en particular, sino que somos parte de un algo general lleno de particulares que no saben autoreconocerse como tales.