22 ago. 2010

La locura abismal que nos compete a cada uno es un precipicio, el desquicie del alma desgastando la voz en las madrugadas grisazuladas de la ciudad de Buenos Aires. El hedor palpitante del peligro sacude las confesiones y provoca un silencio abismal paralelo al de la locura, pero intacto, pues la sed de cordura yace en un bolsillo del pantalón y se desliza entre la memoria material de nuestras realidades. Sacar a pasear nuestras corduras insanas las pone en peligro, distintos terrores trepan nuestras piernas durante el caminar y se posan en nuestras narices para lograr la desesperanza.

17 ago. 2010

Tren

Tren
descarillado sobre la marea baja
rodea el suelo eterno azul de ultramar
copa las orillas
cerca el cielo
muta hacia elevarte a lo profundo
y hundirte en tus piernas
tus ruedas.
Tren
descarillado sobre la marea sube
tu cielo estalla sobre tu sudor
deja de correr en la terminal.

16 ago. 2010

Abstracciones

El pinchazo en los ojos, la cegación total del ser: la mente pensante se detiene un momento para establecer una sonrisa entrecruzada de dolor olvidado. El abrazo apenas cambia el contexto rutinal de la vida cotidiana, rompe un esquema triste y lleno de dolores de espalda (los dolores se olvidan cuando la calma fluye por un par de horas con la visita de sus ojos). El tiempo se escurre entre mis dedos, no veo la hora de que no exista más el condicional vital. La comida no importa, no tengo hambre, el dinero no importa, no necesito nada más que volver a casa para continuar las obligaciones, el sufrimiento. Dónde está, en mis manos ya no, mi abstracción de la realidad, mis juegos visuales y cromáticos, y el silencio impreso en papel brilloso, se perdió una tarde de jueves cerca de un café. Ahora sólo me quedan mis manos para materializar sentimientos, y una tijera que me desconecte para sentir.

7 ago. 2010

Llueve

Me sonrien las palabras del encierro y la calma se rompió, la culpa no está más. Dentro de mi casa hay una nube que me sigue a donde quiera que valla, y verás, no la puedo sacar de mis hombros. El día de hoy está escurriéndose de mis manos el sudor de la alegría y la desesperación ahogó mi compañía entre sábanas color café y el aroma de la miel. Yo quisiera contemplar todo lo que el cielo da, pero está muy lejos. Las luces no me dejan mirar como el cuerpo flota hacia el mar, como las esperanzas se van, como me mirás desde allá.

6 ago. 2010

Esta todo como el orto, o más que como el orto: La plata es la obsesión del mundo, lo que los vuelve locos, lo único que nos mueve a todos es la plata, que triste, ¡QUE TRISTE! Y estoy tan cansada yo ya de todo esto. Ya me tiene desvelándome horas y horas. Son sólo cosas materiales, pienso, pero esas cosas materiales tienen un significado para mí, y para todos. Maldito motor del mundo, de las almas, de nuestras piernas... mi cámara era todo lo que yo tenía: ahora soy yo desesperada por llamar la atención de quien ni ojos tiene. Valemos y valgo mucho mas que la plata, o que una cámara, o que la ropa, o que una maldita concha. El amor no existe, todos ustedes son ficticios, y todos vamos a terminar en lo mismo: todo lo que criticamos hoy, lo vamos a ser mañana y no vamos a poder avanzar, porque tendemos a quedarnos quietos en los lugares que nos molestan, nos hacen sentir una cierta irregularidad en nuestras vidas. Y ustedes, ojos sordos, lenguas largas, pijas chamuyeras, metansé por la oreja sus propios comentarios y transmutenlós en su cerebro por palabras que ustedes puedan comprender, palabras sinceras y ciegas que golpeteen puertas y abran ventanas. Si se piensan quedar quietos entonces vallansé, me tienen cansada, vos, vos, vos, y yo también me tengo cansada. Quiero caminar, correr, pelear y agarrarme a piñas con todos ustedes. Pero no puedo. Mañana salgo a buscar trabajo, chau.

2 ago. 2010

No entiendo como funcionan mis piernas, y camino en un rumbo singular. Creo que mis pies todavía no tocaron el piso y trato de descender hacia el techo, y recaigo en la misma paradoja de siempre. Estando parada en este mismo lugar, no puedo avanzar, avanzo y retrocedo a zancadas, salteándome muchos lugares donde pisar. ¿Creés que volar sea la forma de sobrellevar tu situación? constantemente colapso sobre el cielo y exploto en la tierra, transpasando las paredes de los desdichados.

1 ago. 2010

voy a hacerme un café
grande como una casa
pero no me lo voy a tomar
me voy a ahogar
no comamos más así no vamos a engordar y vamos a ser lindos para los ojos de la sociedad
re lindos
porque no nos van a poder ver más