30 sept. 2013

Si, asi es, yo estoy aca y estoy peinando mi pelo enredado, se enrieda todo el tiempo. Vos respiras los pelos que se arrancan cuando me cepillo porque soy un poco bruta a veces con ese tipo de cosas, nos miramos, nos abstraemos, el mundo se oscurece alrededor nuestro, no hay nada mas que vos, yo, nuestras palabras enredadas formando un adios espectral. Mi gato te muerde, esta un poco celoso, te leo la palma de la mano, mira la pileta que vas a tener, te lamo la palma de la mano, te muerdo un dedo, te arranco un dedo, en mi mente te desangras lentamente y eso va haciendo que te apoyes contra la almohada como reposando en un sueño eterno y con una gran sonrisa. Te gusta sufrir por mi, te encantan mis arañazos, ¿estoy siendo clara con mi mensaje?, vamos de vuelta a lo sumo, vos avisame. No quiero ver atraves de tus ojos como vos intentas ver en los mios y ves lo que se te da la gana, no quiero que nuestras palabras se vuelvan un mismo sonido ritmico e idealizado por una mentalidad absurda. Somos cosas diferentes, somos los dos putas pero vos a mi no me ves de esa manera. Yo te muerdo los dedos de los pies, te muerdo el cachete, te digo que te calles, intento asesinarte con la almohada y vos pensas que soy divertida, y pensas que me hago la poetica, que me copio de el eterno resplandor de una mente sin recuerdos, pero no, te deseo muerto, te deseo ahogado, te deseo nada, no te deseo, sos tan inocente.

26 sept. 2013

Puedo estar con quien quiera, pero no puedo estar con quien quiero.

Me abraza, me acaricia el pelo, me dice que huele bien. Caminamos, el cielo se va oscureciendo, mis pensamientos también. Nos tomamos un café con leche, intento sonreír, me hace doler el estómago, el café me cayó mal, mis pensamientos lo fermentaron. Pasan los días, mi ventana está sucia y la limpio, me siento en mi cama tomando un jugo bagio en cartón, aprieto fuerte en mi mano hasta que explota. Mi cuarto huele a naranja, mi estómago de nuevo duele, el jugo me dio acidez. Me agarro las dos manos, pienso, mis pensamientos no puedo decirlos, no me dan vergüenza, sólo lo considero innecesario. Me ruge la panza, tengo hambre, me hago un sándwich, miro el piso, que está sucio, agarro la escoba y me dispongo a barrer, cuando caigo al piso de rodillas, lágrimas en los ojos, tus ojos impresos en mi memoria, liquidando cada céntimo de energía que me queda, cada mililitro de combustible en mi mochila andando pesadamente llena de libros, pensamientos, distracciones, pesadillas. Siento mi cuerpo desvanecerse hacia adelante, mi mejilla aplastada contra la fría madera sucia y llena de astillas, desgana, mis ojos derraman mis pensamientos, la madera se moja, se hincha, no puedo respirar más por la nariz, todo esto en el mayor silencio posible. El alma me hace cosquillas, mis vasos sanguíneos explotan en mis muñecas, mis pensamientos son venenosos e indefinidos, dejo a mi cuerpo marchitarse.

23 sept. 2013

Siempre empiezo de la misma manera, estoy sentada, o esta pasando el tiempo, será que lo siento así, y por alguna razón necesito repetirlo constantemente, o recordármelo: el tiempo pasa, no lo desperdicies llorando sin razón, que el miedo no te aprisione, aunque lo quiera hacer, cagar a palos al miedo debe ser la posta, hacerle frente a tus miedos y a las cosas, no mentirse a uno mismo.

20 sept. 2013

Cuando escuchas las palabras cantadas que antes sentias que hablaban de tus dias, que parecian no terminar y te acordas del pelo en la almohada, y de cuando se admitieron desconocidos, de los abrazos que ahora solo parecen espejismos del pasado, los olores que no pueden ser recordados mas que por haber sido alguna vez disfrutados, cosas que jamas volveran a repetirse o a ser sentidas, palabras que jamas van a volver a ser comprendidas, canciones que jamas podran volver a ser escuchadas por tus oidos, labios que jamas van a volver a gozar la saliva, sexo que te baja el autoestima.

19 sept. 2013

Lo que se ama no se abandona, mirá si voy a abandonarte pincel, papel, liencito, pintura, corazón, mi amor eterno, todo para vos.
Tic, tac, tic, tac, y muevo las piernas, choco las rodillas, muevo los dedos jugando por la ansiedad, miro para el costado. Escucho flema, me tomo un vino en casa, pienso en que le vengo diciendo cosas que no son a quienes me quieren ayudar. Es que vuelan los pajaros arriba de mi cabeza, pero a quien le puedo decir estas incoherencias? Quien aguantaria que le dijera estas cosas absurdas que me suceden y suceden y suceden unas a las otras. Me duele la cabeza de tanto maquinar. Es gracioso verse de afuera y darse cuenta de cosas como que tus movimientos muestran verdades muy curiosas, tu cuerpo tambien lo hace. Es gracioso, si, como estamos conectados, seguro que vos tambien llegas a ver a Dr Who o alguna peli de estas que vi ultimamente. Pink Flammingos.
Obsesiva o dependiente, más dependiente que otra cosa: miedosa, miedo a la oscuridad, a la pileta, al desafío cuando estoy sola, no puedo parar, tiemblo de miedo, me quiero hechar para atrás, pero de qué sirve?

18 sept. 2013

Siento que nunca es el momento de parar de racionalizar lo que siento, siento como las cosas vuelven a caer, me siento en el suelo otra vez, y doy vueltas todo el tiempo entre las mismas sabanas y el mismo deseo absurdo, vacio, irrecuperable. El sentido de todo esto ya desaparecio, soy solo un alma que se retuerce en la ruta mirando las estrellas iluminar el camino que parece oscuro a pesar de esa luz, el dolor de mi alma es tan intenso, la herida tan profunda como un hachazo en el cuello, siento que perdi la cabeza o que la deje en algun lado en donde no puedo volver a pasar, el camino de la resurreccion esta prohibido, los dias y las noches pasan como si mi cama fuera un terreno baldio en donde no surge nada de mi frigido vientre ahogado en llanto, miedo y dolor. Parece ridicula esta constante remarcacion del hecho de que estoy hecha pelota, tendria que volver a tomar los globulos y relajarme, ¿esa seria la forma racional de enfrentar el duelo entre la razon y los movimientos de mi cuerpo? La espalda se me enfria y me resfrio todas las noches, la espalda se me enfria y nadie me hizo jamas un te cuando se me enfrio la espalda, mas que mi vieja, yo no tengo mas que a mi misma y a mis miedos y a mis llantos. Las nuevas presencias hacen que la soledad se reanude, nadie es lo que yo quiero, ni siquiera vos serias los que quiero pero bueno, malo conocido, la ultima espina clavada en mi cerebro, volver al llanto y al sufrimiento en la soledad, al vino y al extasis en comunidad, a los globulos en mi cama, a la no exitacion de mis ojos mas que para el llanto. Soy un hombre triste abrazando la felicidad hasta explotarla, ahogarla y que huya, soy un hombre triste llorando.

17 sept. 2013

linda, musa, arito, musica, miedo, tiemblo, lloro

No puedo, juro que no puedo, también te puedo jurar que lo intento, pero no te puedo jurar que quiero, no se si quiero, jamás voy a estar segura de si quiero, no se que quiero, que quiero, te quiero, pero no te quiero ahora, yo soy otra, vos sos del mas alla, estas muerte radioactivosuicida bajo la tierra amarilla de mi patio imaginario flotando en la ventana. No puedo, te juro que no quiero, digo, que no puedo, que quiero, ay, mi cabeza, que quilombo. La musa se va a enojar, la musa que me abraza, me besa, me da todo lo que jamás serias capaz de darme, ama mis silencios, me ama en mis estados mas solitarios y en los mas alegres, me siento comoda, me gustan sus pezones, mi musa, mi absoluta soledad reflejada en un amor celestial y vagamente redundante, el silencio, las mascaras, las drogas, el alcohol, la ventana, el patio imaginario con las flores que plante el dia que la musa llego a mi carne, su piel huele a plástico como mi mochila nueva y es suave como las plantas del patio, y el miedo tiene un gusto a café con leche zarpado, y mis polleras se vuelven mas cortas hasta que las tengo que tirar para no quedar descubierta ante vos, musa, muerte, plástico de mochila, café con leche, vayamos caminando de la mano y que no importe si se cae el cielo, que se caiga, tengo tanto miedo que no me importaría mas que por mis dibujos que las cosas de repente, no se, de repente podrían apagarse, pero por un ratito, asi despierto y vos estas ahí conmigo como si el mundo hubiese sido reseteado y las palabras fueran haciendo formas geometricas alrededor de tus orejitas, linda, musa, arito, musica, miedo, tiemblo, lloro, linda, musa, arito, musica, miedo, tiemblo, lloro, linda, musa, arito, musica, miedo, tiemblo, lloro. 

15 sept. 2013

Ya nada sabe igual, de nuevo, todo sabe a tristes recuerdos de cafés desabridos y galletitas que se humedecieron por haber dejado el paquete mal cerrado a pesar de las veces que te demostré como poner un ganchito de ropa para que cierre bien. Es cierto que vos apareciste de la nada y no nos dijimos absolutamente nada, ni que i'm a stranger a lo leonard cohen ni que te ibas a olvidar todas las veces de cerrar los paquetitos, pero creo que tenes que saber que sos musa de mis pensamientos más oscuros y de mis miedos mas intensos, de las veces en que no me baño y pienso que me van a salir más granitos porque tengo el pelo grasoso y soy tan psicótica que pienso todo mil quinientas veces, el movimiento de mis piernas, chocando las rodillas por la ansiedad, mientras escribo esto, sos culpable de mis temblores cuando pasas, y de que me duelan las piernas, eso es puramente arte tuya, también hacete cargo de que tengo una cascarita en el brazo que me la levanto y pienso "la otra vez me contaron que así se genera el cáncer, porque las células de nuestro cuerpo no se regeneran y se mantienen muertas ahí y se van acumulando y todo ese lime básicamente genera eso, cáncer". Pero no te culpo, es mi decisión haberte dejado entrar, no quiero pensar si es, fue, sera un error porque nada es un error, las cosas simplemente fluyen de manera natural. Lo único que se es que no estás en mis brazos hoy y no puedo dejar de pintar, mientras limo, obviamente, pinto y pienso y pienso en como estarán tus rodillas, si se chocarán de ansiedad pensando si voy a caer a comerte la boca porque es lo único que puedo pensar ahora, accidente, creación, lo que seas, viva la vida, viva, viva.

5 sept. 2013

Estoy sentada en una silla, una mesa nos divide, te miro, vos me mirás. Sos lindo, qué se yo, ponele, no te presentaría a mis amigos. Se escucha de fondo el tik tak de un reloj, vos hablás pero tus palabras me pasan de un oído al otro, intento con todas mis fuerzas interesarme, sin resultados positivos.
- Y claro yo estaba caminando ahí con mis amigos, fuimos a buscar a uno a la casa. En ese momento supimos que no ibamos a hacer nada, fuimos a un boliche, nos tomamos unas birras y... - Decís, mientras asiento con la cabeza como si realmente me interesara.
- Ajá, ajá. Claro. Si. ¿Y fueron? Ah! Mirá vos. - Digo mientras miro hacia otro lado, porque caretearla no es lo mio.
No sé cómo terminó entregando su cuerpo a mí. Creo que realmente estoy buscando gente que no pueda generarme una gota de interés porque tengo miedo de que si me intereso realmente por alguien, que esa persona sea tan genial (tan ideal-mentira-cerebro-alma) que no me vaya a dar ni la hora, o que haga lo mismo que yo estoy haciendo: sé que soy genial, sé que soy lo más, tengo el poder sobre esta persona que no me genera un interés más alla del "estoy caliente y me lo voy a cojer", uso su cuerpo-cerebro-alma y las dejo de lado para solo quedarme con lo que realmente me interesa: absolutamente nada más que yo misma en el éxtasis infinito de algo. Pero claro, son gente X, gente que despues resulta que son un cero al cuadrado que no aporta absolutamente nada a mis días más que historias absolutamente vacías y miedo a haberme contagiado sida por chuparles el ombligo. En lo más profundo de mi ser lo sé: me interesa cruzarme a alguien a quien me interese darle un abrazo, pero me lo impido completamente, te voy a responder que no y voy a hacer todo el autosabotaje posible para que te alejes y no te permitas acercarte.

2 sept. 2013

Caminaba hacia algún edificio hermosamente decorado en Av Comodoro Rivadavia al 10.500, supuestamente, no-tan-lejos-del-centro por La Boca. Alquiler barato, gran patio con decoración de plantas prácticamente silvestre y natural, etc, etc. Me subo al colectivo, no puedo dejar de pensar que ahí cerca vive ese, pero el bondi sigue de largo y yo miro por la ventana para saber donde bajarme. Bajo, veo el edificio, es como si fuera una mansión antigua enorme color gris, llena de enredaderas y muchas plantas, básicamente, el sueño de cualquier persona amante de la naturaleza y cansada de la ruidosa ciudad. Entro y paseo por las habitaciones, son de ensueño y surreales, como eran de esperar, en cada ventana la luz entra e ilumina celestialmente los muebles antiguos de la habitación, el olor de cada habitación es prácticamente igual, tierra, plantas y humedad. Empiezo a sentir un vértigo mezclado con tristeza producto, supongo, del hecho de que no podría vivir ahí: primero porque me queda lejísimos de mi trabajo, segundo porque quiero renunciar a mi trabajo. Esta es la parte en la que se pone difuso, realmente no sé como llegue a ese colectivo, pero no era un colectivo normal, era un colectivo enorme con asientos que casi formaban pequeños cuartos subdivididos. Mi mejor amiga estaba ahí, ella estaba atrás mio, como siempre, llegando tarde.
- Vení que acá hay dos! - Le grité, mientras veía como la gente iba moviéndose de un asiento a otro y yo perdía de vista los dos asientos juntos que habían quedado libres. Los últimos libres fueron, entonces, al lado de esta banda que a ella y a mi nos gusta un poco secretamente, ambos tienen el pelo con rulos, él es alto y su pelo es negro, ella tiene una gran cabellera enrulada color rubio muy clarito, ambos siempre visten de negro, hasta cuando no están en un escenario. Nos sentamos al lado de ellos y desaparecen, es entonces cuando aparece él, no ese que vivía cerca de La Boca, porque ya no me interesa, es más un recuerdo confuso (no puedo definir si es un buen o un mal recuerdo) que deforma las situaciones en mi interior. Él, que es incomprensible, ilegible y a la vez tan, tan, tan básico. Mi mejor amiga me mira como diciendo, "bueno, me voy", me transmite sus pensamientos, ella sabe lo que se viene, yo se lo que se viene, él sabe dentro suyo que su demonio interno desea absorberme. Ella se va y me quedo con él en lo que de pronto se transformo en una cama, me siento usada con tan solo mirarle la cara, porque soy capaz de intuir lo que va a acontecer. Me apoya su mano en el brazo y leo en su mente, imágenes disparatadas ante mis ojos: a todas les toca igual, no pueden decir que no, quién sabe qué es lo que pretende. Intenta agarrarme, quiere que yo sea su nuevo juguete, luego cambiarme cuando me vuelva tan humana que le asquee, su cara es atroz, deforme, totalmente extraterrestre, y yo realmente no quiero eso para mis días, ya ustedes se transformaron en transtornos y pesadillas. Pienso en todos ustedes, los que sí y los que no, y la verdad es que no quiero pizza, ni cerveza, ni tortillas de papa, ni sanguchitos de queso, helados en esa heladería de dos pesos con cincuenta o colillas de cigarrillo al lado de la cama. Me levanto y salgo corriendo, siento su mirada pegada a mis piernas que bajan las escaleras rápido como si fueran un tobogán. No creo que esta vez signifique ni que bajé de nivel personal o que me siento mal conmigo misma, sólo se trata de escaleras literales, escaleras las cuales bajo en significante de que te alejes, te alejes de mí como puedas, corras hacia otro lado. Soy un hombre triste delatado por sus momentos felices, como dice Nietzsche. Hoy soy como un baile de sonrisas apagadas al anochecer, en este momento, en el hoy, soy el silencio fortuito en brazos del más despiadado demonio-absorbe energía. La pura inocencia que hoy me lleva a creer, por más de razonar, en la más ridícula de las sonrisas.

1 sept. 2013

Si, yo ya lo sabia, lo sabia pero en mi interior no quiero aceptarlo, no, ni un poquito: lo sabia, lo sabia, lo sabia. Soy igual que cualquier otra persona, la mediocridad la tengo en la mano izquierda, yo quiero escaparme, huir para siempre. Quisiera que me llevaras a una cabaña en medio de la nada. Pero no, basta, no quiero dejar que me ahorques por una estupidez como esta. ¿Como que ya es tarde? Ah, me olvide de mirarme en el espejo, y ahora me doy cuenta, tengo las marcas de tus manos en el cuello. Supongo que ahora solo queda sanar de nuevo, tratar de que la conciencia no se nos vaya de las manos, tratar de no perder el control de nuestro cuerpo en pos de la muerte absoluta en los brazos de vos, calle, rio, mar, cielo: totalmente idealizado o totalmente una excusa para no seguir adelante una y otra vez. Se te va a pasar en dos, tres meses, yo voy a estar aca dos o tres meses, o quiza, mira ya no lo se, hace rato que estoy planeando desaparecer, y estoy desapareciendo lentamente, lo se por algo que paso hoy y no te puedo contar, consecuencia de accionares suicidas que tienen que detenerse pero los dejo fluir porque son mi unica compañia y la unica variacion que hay en mis dias, vertigo, ansiedad, agonia, decision propia, desamor propio, mamarrachos.